Asesinato del militante comunista Antonio González Ramos

El 29 de octubre de 1975 moría torturado en los sótanos del edificio del Gobierno Civil de Santa Cruz de Tenerife, de la calle Méndez Núñez (hoy Subdelegación del Gobierno), el militante comunista Antonio González Ramos, asesinado a golpes, entre otros, por el comisario de policía español José Matute Fernández.


Antonio González era un campesino tinerfeño emigrante a la Alemania en los años 60. Enlos círculos de la emigración española conectó con el Partido Comunista, donde comenzó a militar. De vuelta a Tenerife, entró a trabajar en la fábrica de tabacos Philip Morris, de la que fue despedido por reclamar mejores condiciones de trabajo. También realizaba una importante actividad vecinal en La Laguna.

Era militante del partido Oposición de Izquierda (OPI). La Brigada Político-Social le detiene por “propaganda ilegal” y le tortura hasta matarlo, dejando viuda y cuatro huérfanos.

Matute y sus secuaces intentaron hacer ver que el camarada Antonio González murió porque se tiró del coche policial en marcha mientras era trasladado. La justicia española hizo la vista gorda mientras Matute huía a Venezuela, de donde regresó en 1977 amparándose en una sentencia de la Sala de los Penal de la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife que le concedía la amnistía total, reincorporándose a su tareas de policía en la Dirección General de Seguridad en Madrid.

Posteriormente, el gobierno del PSOE ascendió varias veces al asesino.






Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: