Documento revolucionario

Constitución del Frente Único en Las Palmas

En la ciudad de Las Palmas, a tres de marzo de mil novecientos treinta y cuatro, se reunieron los compañeros que componen las cinco Comisiones o representaciones que han de integrar el Comité de Frente Único, con el fin de estudiar la Plataforma que presentan la Juventud y el y que es la siguiente:


BASES SOBRE LAS QUE SE CONSTITUYE EN LAS PALMAS EL FRENTE ÚNICO REVOLUCIONARIO POR LAS ORGANIZACIONES FIRMANTES

Los momentos decisivos por que atraviesa la revolución española, la ola de terror desencadenada por los Gobiernos de la República de “trabajadores”, desde los asesinatos en masa y las deportaciones, hasta la quema de los obreros y los campesinos vivos sin excluir el encarcelamiento de cerca de 15 mil revolucionarios, el peligro de una nueva guerra de rapiña y bandidaje en Marruecos o contra cualquier potencia imperialista a la que pretende arrastrarnos el imperialismo español, en colaboración con el francés, para intentar a costa de la sangre y el hambre y la miseria de las masas trabajadoras resolver la crisis económica cada día más agudizada, que ha socavado los cimientos más firmes de su bestial régimen capitalista, y la creciente amenaza del fascismo, que se organiza bajo la paternal benevolencia del gobierno monárquico-republicano de Lerroux-Gil Robles, la instauración de cuya dictadura fascista será el arma que la gran burguesía y los terratenientes utilicen para ahogar en sangre la protesta de las masas y poder arrastrarlas a la guerra, demuestran con claridad meridiana la necesidad inaplazable de llegar a formar un sólido bloque que se oponga a tales designios y luche revolucionariamente por la conquista de las necesidades diarias de las masas oprimidas y explotadas, como medio de reforzar la unidad de los trabajadores a través de de cuyas batallas serán movilizadas las capas más atrasadas de la clase obrera y los campesinos, quitando así la base en que aspira a poyarse el fascismo para implantar su dictadura criminal, y preparemos a la clase obrera y el campesinaje para las batallas finales por el derrumbamiento violento del régimen capitalista y la restauración de la dictadura revolucionaria de los obreros y los campesinos, único poder que colmará las aspiraciones de los trabajadores y aplastará a la burguesía como clase dominante, destrozará hasta las raíces de su aparato estatal y apoyándose en los Consejos (Soviets) de delegados Obreros, Campesinos y Soldados impulsará la revolución.

Por todo lo expuesto, y partiendo de la necesidad inmediata del Frente Único Revolucionario, se procederá rápidamente en todas las fábricas, empresas, talleres, cortijos, fincas, etc., así como en las barriadas por los parados, a la elección democrática, por todos los trabajadores, de Comités de Frente Único para organizar la autodefensa de los obreros y campesinos por la vía de las acciones determinadas: manifestaciones, huelgas y agitación, con vistas a la preparación y organización de la huelga general. Las tareas de estos Comités es la de emprender inmediatamente la lucha por las reivindicaciones siguientes:

Primera.-

Contra toda clase de despidos.

Por el aumento general de los salarios en un 25 por ciento.

Por el subsidio a los parados del 75 por ciento de su jornal con un mínimo de tres pesetas diarias, pagadas por los patronos, el Estado y los municipios, excepción del pago del alquiler, luz y agua. Pago del salario semanal íntegro a los parados parciales.

Por la jornada de 7 horas y 40 semanales sin rebaja de salarios.

Por ocho horas de servicios y tres pesetas de haber para los soldados e igual derechos políticos y de asociación que los paisanos.

Segunda.-

Abolición absoluta de toda clase de deudas e impuestos que pesen sobre los obreros industriales y agrícolas, campesinos pobres, arrendatarios, medianeros, pequeños industriales y pequeños comerciantes.

Confiscación de los víveres de los grandes almacenes y distribución entre los necesitados.

Expropiación sin indemnización de la tierra de los señoríos, latifundios, campesinos ricos y la Iglesia y su distribución inmediata entre los obreros agrícolas y campesinos pobres.

Tercera.-

Por el desarme y disolución de la Guardia civil y de Asalto y la creación de las Milicias Obreras y Campesinas.

Por el desarme y disolución de todas las organizaciones monárquicas y fascistas.

Por la expulsión de los jesuitas y la confiscación de todos sus bienes y los de la Iglesia en favor de los parados.

Cuarto.-

Por la liberación de los 14 mil presos revolucionarios, por una amplia amnistía de clase.

Por la liberación de Canarias de la opresión del imperialismo español y el derecho a la autodeterminación hasta su constitución en estado independiente si tal fuese su voluntad.

Por la transformación de la guerra imperialista en guerra civil si a pesar de nuestros esfuerzos llegase a estallar.

Por la concesión del voto a todos los mayores de diez y ocho años.

Por la anulación de la Ley de Orden Público, Vagos y demás leyes represivas y por una amplia libertad de prensa, asociación, reunión, manifestación y huelga.

En señal de aprobación y haciéndonos responsables ante todos los trabajadores y la revolución, firmamos el presente en Las Palmas a tres de marzo de mil novecientos treinta y cuatro.


Aprobada la Plataforma anterior y después de tomarse diversos acuerdos relacionados con la campaña de prensa y mítines (el primero de los cuales se celebrará el próximo domingo día once) se dio por terminada la reunión, no sin antes haberse señalado la conveniencia de invitar para la próxima entrevista a una delegación de las Juventudes Libertarias al objeto de insistir una vez más acerca de ellos y no dar por rotas las relaciones hasta tanto se hayan agotado cuantas gestiones amistosas puedan efectuarse para conseguir la unificación de todos los sectores clasistas en un frente que propugne por la revolución social.


Delegación de la Juventudes Comunistas.

Delegación de las Juventudes Socialistas.

Delegación de la Federación Provincial de Sindicatos Obreros de Las Palmas.

Delegación del Partido Socialista.

Delegación del Partido Comunista.


(Publicado en Avance el sábado, 10 de marzo de 1934)


[Documento aportado por el historiador Agustín Millares Cantero]



estrellarojachicaLlamamiento del FUR







Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: